Cracks en el verde y fuera

El CD Badajoz puede presumir de cracks. No solo por lo que nuestros jugadores están demostrando en el terreno de juego, sino porque fuera de él son aún mejores. Atentos a la historia. 

Varias veces durante la temporada hemos escuchado como los propios jugadores reconocían que una de las claves del éxito de esta temporada es la unión del vestuario y el buen ambiente del mismo. La plantilla del CD Badajoz está formada por un grupo de gran equilibrio en lo deportivo y excelente nivel humano.

La pasada semana entre el movimiento de gente en las oficinas del estadio apareció un perro. A priori pensamos que su propietario había venido a comprar entradas, pero pronto nos dimos cuenta de que el perro había subido solo a las oficinas. No tenía collar, ni nada que lo pudiese identificar. Era un perro abandonado o perdido.

Angelito lo bajó a la zona de vestuarios, esperando que alguien viniese a reclamarlo, pero no fue así. Rápidamente la plantilla acogió al cachorro y decidieron que el CD Badajoz ¡ya tenía mascota! Fue Eneko, quien se hizo cargo de llevarlo al veterinario y a día de hoy está en su casa.

Esto, que para muchos puede parecer sólo una anécdota es un gran gesto y una prueba de la grandeza de nuestros jugadores.

Aprovechamos además para lanzar un mensaje contra el abandono animal. «Más de 140.000 mascotas, perros y gatos, son abandonados en España cada año. De los que son rescatados por las entidades protectoras, tan sólo el 45% consiguen un nuevo hogar que, con suerte, será el definitivo.» No al abandono animal.

¡Aúpa CDB!