CD BADAJOZ vs FC Cartagena

CD BADAJOZ vs FC Cartagena

Detalles

Fecha Hora Competición temporada
19/11/2017 17:00 2ºB G. IV 17-18
0 - 0
Tiempo completo

Estadio

Nuevo Vivero
Avenida Club Deportivo Badajoz, 13, 06011 Badajoz, España

Resumen

BADAJOZ: Néstor, Chechu, Manu Torres, Jesús Muñoz, Álex Herrera, Javi Rey, Joaqui Flores (José Ángel, m.61), Sergio Martín (Guzmán Casaseca, m.61), Juanma García, Ruano y Álex Rubio.
CARTAGENA: Marcos, Mejías, Morros, Zabaco, Moisés, Cordero (Chavero, m.26), Hugo Rodríguez, Sergio Jiménez, Cristo, Zalazar (Ceballos, m.40) y Moussa (Álvaro González, m.70).
ÁRBITRO: Manuel Jesús Orellana Cid. Amonestó por parte visitante a Cordero, Moussa, Chavero y Sergio Jiménez; por parte local a Álvaro Rubio.
INCIDENCIAS: Más de 4.000 espectadores en el estadio Nuevo Vivero de Badajoz.

Crónica:

La historia no se pudo repetir un cuarto de siglo después. El grato recuerdo que el Cartagena dejó en el viejo Vivero en el año 92 con el ascenso a Segunda no se rememoró este domingo en el Nuevo, donde el Badajoz no pasó del empate a cero ante el que minutos después sería líder tras caer el Extremadura. Ese ‘no pasó’ suena a escaso botín ante la potente escuadra cartagenera porque los de Marrero gozaron de superioridad numérica durante una hora tras la expulsión de Moisés. Los blanquinegros lo intentaron y pusieron todo el corazón para retomar el buen ritmo perdido en Jumilla, correspondiendo así a un apoyo del graderío cada vez más masivo. Más de 4.000 gargantas que despidieron al plantel con una gran ovación.

Ruano empezaba a sumar ocasiones en el minuto seis mediante un disparo lejano que no se le complicó en exceso a Marcos pese al bote a veces traicionero del esférico. La dejada anterior de Juanma García al primer toque fue de elevado nivel. Acto seguido, Moussa casi deja helado al Nuevo Vivero al echar fuera una pelota que con solo empujarla hubiera adelantado a los murcianos. Le pegó fatal a la pelota, como si no se creyera la oportunidad de que gozaba. Enorme susto que no menguó un ápice el empuje de unos blanquinegros que desde el pitido inicial fueron a por el triunfo. En este grupo IV no hay demasiadas diferencias, tal vez más en los presupuestos respecto a lo que después desvela el terreno de juego. Un Cartagena con técnica pero también con presencia física e intimidación, auspiciada ayer por un colegiado muy permisivo con numerosas faltas y empujones de la zaga violeta. Una cosa es pugnar por la posición y otra derribar al adversario para ganarla. Muy pronto la nutrida grada albinegra se desquició con esa pasividad arbitral.

Ruano, incisivo en los primeros compases, lo intentó desde la frontal, pero su lanzamiento salió desviado. El Badajoz asumía riesgos, presión intensificada tras pérdida y derroche para contentar a la animada parroquia. En el 30 aparece una jugada vital para el encuentro. Roja directa a Moisés por la descarada falta sobre Álvaro cuando el ariete se disponía a enfilar la meta visitante. Una hora por delante con superioridad numérica es ver el cielo abierto y el Badajoz así lo entendió para incrementar su intensidad ante unas quejas que de poco sirvieron. El extremo Hugo Rodríguez retrasó unos metros su posición y el lateral Mejías centró más la suya hacia el eje de la zaga. Solución muy provisional para el extécnico del Badajoz Alberto Monteagudo, quien muy pronto puso en liza a otro lateral, Ceballos, mandando a la ducha a Zalazar. Abrirle una autopista a Álex Herrera y al propio Ruano hubiera sido un suicidio.

Pese a contar con una pieza más en el último cuarto de hora, los blanquinegros no dispusieron de acercamientos claros. Apenas una internada de Sergio fruto del trabajo incansable de Álex Rubio. Tampoco el Cartagena, que cada vez dejaba más a su suerte a Moussa. Con el 0-0 los futbolistas se marcharon al vestuario.

Mismas caras tras la reanudación y una tónica similar al ocaso del primer acto, con poco reseñable en los frentes de ataque. En el 51, y a balón parado, llegó la primera y fue para el Efesé. Hugo botaba una falta que se le fue algo escorada. La grada invocaba a esa parte de la anatomía masculina que se suele solicitar en estos casos, pero no era cuestión de testosterona sino de fútbol y el Badajoz no era capaz de derribar el muro. Ni siquiera se asomaba. Apenas un disparo de Javi Rey que no conllevó peligro. Marrero echó la vista al banquillo y movió piezas por si esta vez sí suponía un revulsivo. José Ángel y Guzmán a escena y salen un Joaqui Flores que se estaba diluyendo y un Sergio Martín también de poca aparición ofensiva.

El tiempo avanzaba y la red violeta seguía atrapando cualquier intento de penetración pacense. El Cartagena había defendido bien con once, pero con diez subió un peldaño. El juego se detenía en numerosas ocasiones, algo que siempre perjudica a quien más busca un cambio en el marcador. Álex Herrera se añadía por el flanco zurdo para poner su granito de arena pero su disparo en el 75 se marchó demasiado alto. En el 77 Juanma García se subía a la moto en una espectacular arrancada desde campo propio ayudada por el magnífico envío de Chechu, pero el sevillano no tuvo las ideas claras en el momento clave y fue interceptado por una defensa más espartana que cartagenera. Con José Ángel y Guzmán, el juego blanquinegro de toque creció e intensificó el dominio siempre con la vista atrás por si alguna contra hacía estragos. Casi al límite del tiempo Ruano buscó el 1-0 de libre directo pero ejecutó excesivamente alto y Álvaro Rubio se revolvió en la frontal para sacar un zurdazo que detuvo Marcos. El deseado gol no llegó y el Badajoz logró un punto que le saca de la promoción pese a que le supo a poco.

Crónica Periódico HOY