El camino hasta aquí.

El camino hasta aquí.

El próximo día 14 de enero los socios del CD Badajoz van a tomar una decisión que marcará el
futuro de la entidad de una forma u otra; sea cual sea el resultado de las decisiones tomadas
ese día, ya nada será igual.

Parece oportuno, y siguiendo el espíritu de estas fechas de hacer resumen de lo acontecido a lo largo del año, contar el relato de estas temporadas, desde que esta directiva, con su presidente Pablo Blázquez a la cabeza se hizo cargo de la dirección del Club hasta la llegada de este momento fundamental.

Obviando el tema deportivo, aunque sea lo más importante cuando hablamos de un club de fútbol, pero para valorar la trayectoria deportiva del Club solamente hay que revisar las temporadas y sus resultados, me gustaría en este resumen contar como ha sido el devenir institucional del CD Badajoz, como se ha pasado en poco más de tres años de una asociación deportiva sin ánimo de lucro con poco más de 15 socios a la posible conversión (eso lo decidirán los socios) en una Sociedad Anónima Deportiva de un tamaño considerable.

Es importante rememorar cómo se gestó la refundación del Club, aunque ahora solo recordaré los acontecimientos más importantes, pues el relato de aquellos días bien merece un libro. Un pequeño grupo de aficionados, de los cuales algunos aun forman parte de la directiva actual, con muchísima voluntad y muy pocos recursos, formalizan en notaría la refundación del CD Badajoz, registran al Club en la Federación Extremeña de Fútbol y se disponen a montar un equipo desde cero para poder competir en la categoría más baja del fútbol regional, era el peaje a pagar por la liquidación de la SAD.

En ese punto de partida de la nueva vida del CD Badajoz, la asociación registrada está compuesta por no más de 15 socios, pero tanto en el espíritu como en la práctica, los que iniciaron aquella andadura como los que la continuamos, siempre hemos tenido claro que en el CD Badajoz, su presente y su futuro deben ser decididos por su masa social, y no por unos pocos.

Durante la presidencia de Fernando Valbuena, la forma jurídica del Club y su estructura no variaron, poco más de 15 socios formaban el Club, pero fiel al espíritu del que hablé antes, y conforme a su palabra dada, como no puede ser de otra forma en un hombre de honor, Fernando dirigió el Club escuchando siempre a su masa social, asumiendo las decisiones que emanaban de las Asambleas abiertas a todos los abonados del Club.

Con la llegada de Pablo Blázquez a la presidencia, una de las primeras reflexiones que nos hacemos en la directiva es que este espíritu que siempre ha regido el Club había que revestirlo de legalidad. El funcionamiento del CD Badajoz no puede depender de la buena voluntad de la persona que en un momento dado lo esté dirigiendo; nadie dudaba de Fernando, nadie duda de Pablo, pero quién sabía si un futuro presidente de una asociación formada por menos de 20 socios decidía que se había acabado eso de escuchar a la masa social del CD Badajoz.

Es por esto que en el año 2.014, en el primer año de mandato de Pablo, iniciamos el proceso para la conversión de los abonados en socios de pleno derecho del CD Badajoz. En aquel momento nos hubiera gustado convertir a todos los abonados en socios automáticamente, pero dado que no teníamos potestad para inscribir a una persona sin su consentimiento en una asociación, asumiendo unos derechos y unos deberes, buscamos una tramitación lo más sencilla posible para todo aquel que quisiera convertirse en socio, entregar una solicitud y acreditar haber sido abonado durante los dos años desde la refundación.

Por fin, en enero de 2.015, el CD Badajoz volvía a manos de sus socios de forma legal, con sus derechos, sus deberes y sin depender de la buena voluntad de nadie.

Los siguientes pasos a dar estaban claros. En primer lugar, modificar los estatutos para recoger la nueva realidad del Club, algo que se aprobó unánimemente en Asamblea por los ya nuevos socios. El segundo estaba más claro aun, cuando Pablo accedió a la Presidencia lo hizo designado por los 15 socios que entonces formaban el CD Badajoz; una vez realizada la transformación de los abonados en socios y modificados los estatutos para regular la nueva situación, era el momento de que éstos decidieran que persona debía ser el Presidente del Club, así que convocamos elecciones para el final de la temporada, y en mayo de 2.015, Pablo Blázquez fue proclamado presidente al ser la suya la única candidatura que se presentó al proceso electoral.

En esta última etapa, con un mandato de cuatro años otorgado por los socios, mientras se trabaja para cumplir con los objetivos deportivos, hemos ido explorando y valorando las diferentes vías para asegurar el crecimiento del CD Badajoz, viendo de qué forma se puede hacer un club más grande, que aspire a mayores cotas deportivas. Creo que no me equivoco si digo que todos los socios soñamos con un Club con una masa social de tal tamaño que nos permitiera armar un equipo competitivo año tras año, que miramos a equipos como el Cádiz o el Oviedo con admiración, pero ni siquiera lograr eso nos evitaría tener que transformar el Club en SAD una vez alcanzada la 2ª División.

Por ese motivo, ya en la Asamblea celebrada en enero de 2.017 se expuso a los socios cuales eran las diferentes vías que tenía el Club para seguir creciendo, valorándose la de conversión en SAD como una de ellas. Se esbozó su funcionamiento y se conminó a los socios para que fueran recabando la información que creyeran oportuna, pues era posible que en el futuro se sometiera a su decisión la transformación del Club, como así va a ser.

Paralelamente, ya en la temporada anterior, aun estando el equipo en Tercera División, empezaron a llegar ofrecimientos y ofertas para entrar en el Club, algunos extravagantes, otros terribles pero la mayoría de ellos con un denominador común, todos ofrecían ingentes cantidades de dinero para subir a Primera en tres años, a cambio, claro está, de obtener el control total del Club. Gran parte de las propuestas que llegaban desistían en el momento que les explicábamos que el CD Badajoz era un equipo de sus socios, que nosotros no podíamos tomar una decisión y que sería la Asamblea la que debía dar el beneplácito a la operación; en ese momento, desaparecían como el humo que nos parecía que eran.

Pero una que no desistió, que comprendió perfectamente cual era la situación del CD Badajoz, y que apostó por preparar un Proyecto para presentar a los socios, es la que el próximo día 12 estará en la Asamblea para dar a conocer su trabajo. Han sido varias las reuniones que hemos mantenido con ellos, en las cuales, les hemos trasladado cual es la idiosincrasia del CD Badajoz, que necesidades tiene el Club, sus debilidades y sus fortalezas.

Asumiendo por nuestra parte que su trabajo e interés en el Club es serio, el pasado día 27 de octubre convocamos a los socios a una Asamblea para explicar todos los movimientos que se habían producido alrededor del CD Badajoz, y para informarles de que habíamos llegado a la consideración de que era el momento de valorar la transformación del Club en SAD, e igualmente, valorar la entrada de nuevos compañeros de viaje para seguir creciendo.

Entendiendo que puede haber posturas entre los socios que consideren que es necesaria la transformación en SAD pero que habría que explorar otras posibilidades para la entrada de capital en el Club, hemos decidido realizar dos preguntas para no forzar ninguna decisión. De esta forma, el próximo día 14 los socios decidirán si el Club se mantiene en su forma actual de Asociación Deportiva, si debe transformarse en SAD y, finalmente, si la propuesta presentada por el grupo empresarial que ha venido trabajando en un proyecto para el CD Badajoz, con el beneplácito de esta directiva, y que será presentada a los socios en la Asamblea que se celebrará dos días antes, debe ser la elegida para llevar a cabo la transformación en el plazo de tiempo más corto posible.

Como siempre ha ocurrido desde la refundación del Club, será la masa social la que decida sobre el presente y el futuro del CD Badajoz, no podía ser de otra forma.

Luis Merchán, en representación de la Directiva del CD Badajoz.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.